Una mala circulación sanguínea, unida al frío, el viento y la humedad, generan en algunas personas esta molesta y dolorosa afección que llamamos sabañones.

Se suelen manifestar con picores, inflamación, escozor, enrojecimiento, dolor e incluso algunas grietas que afectan sobre todo a manos y pies, aunque también en algunos casos a nariz y orejas.

Aunque siempre se recomienda abrigarse especialmente si los padecemos, a veces esto no es suficiente, y os recomendamos utilizar nuestro bálsamo, ya que es una solución natural para prevenir y aliviar esta desagradable sensación y malestar.

NUEVA FÓRMULA, ENRIQUECIDA CON LENTISCO¡¡¡

  • Ingredientes*: Manteca de karité, aceite vegetal de calófilo, oleomacerado de árnica y romero. Aceites esenciales de Lentisco (Pistacia lentiscus), Romero cineol (Rosmarinus officinalis qt.cineol), Tomillo tuyanol (Thymus vulgaris), Manzanilla azul (Matricaria chamomilla), Espliego (Lavándula spica)
*Certificados ecológicos