Con triples macerados de caléndula y lavanda, de nuestros propios cultivos ecológicos, con ceras, miel y tintura de propóleo, de procedencia ecológica y elaborados artesanalmente por nosotros.

Con la textura similar a la vaselina comercial, sin la toxicidad de sus componentes minerales derivados del petróleo.

Para labios, rostro, manos o cuerpo, para cualquier zona irritada o seca. Para toda la familia, grandes y pequeños.

Con propiedades protectoras, reparadoras e hidratantes para la piel. Llena de activos vegetales y extractos de abejas felices.

Con Vainilla de Madagascar, que le aporta un aroma delicado dulce. Calmante, cicatrizante, suavizante.

100% natural. 100% ecológico.