Uno de mis maestros aromatólogos, Enrique Sanz Bascuñana, asegura que para las manchas que se producen por la edad o el exceso de sol, sólo hay dos remedios naturales infalibles: la ROSA MOSQUETA y la PACIENCIA.

El preparado que hemos elaborado para curar las manchas de la piel lleva esos dos componentes, junto con algunos más que ayudarán a despigmentar esa piel oscurecida, a regenerar y nutrir las células del cutis y a prevenir la aparición de manchas nuevas.

 


El proceso de despigmentación, junto con el proceso de regeneración de células nuevas y de nueva piel nutrida y fortalecida es un proceso lento que exige constancia y persistencia, ya que sus efectos quedarán visibles de entre tres a seis meses.

También es necesario no abusar de la exposición al sol en sus horas más peligrosas, cuidar la alimentación, hidratar bien el cuerpo para eliminar las toxinas y frecuentar el uso de mascarillas limpiadoras, purificantes y regeneradoras que complementen los efectos de esta crema.

Este tratamiento facial es para la noche, debido a que algunos aceites vegetales y aceites esenciales usados son fotosensibles a la luz del sol, y debido a su gran capacidad nutritiva y regeneradora, que exige y recomienda la tranquilidad nocturna para que la piel se regenere y el producto penetre y actúe con total eficacia.

Su untuosidad produce unos brillos iniciales, debido a la gran cantidad de aceites y por la cera virgen de abejas que contiene, que van a ir poco a poco absorbiéndose por la piel mientras duermes, nutriéndola hasta sus capas más profundas, y facilitando la producción de las nuevas células reconstituidas, a la vez que se van despigmentando esas manchas lentamente.

Todos los aceites vegetales utilizados son de primera presión en frío y cultivo ecológico y los aceites esenciales son certificados ecológicos.

Ingredientes:
Hidrolato de hojas de limonero*, Aceite vegetal de Rosa Mosqueta BIO, Aceite virgen de Ricino BIO, Aceite virgen de Argán BIO, Oleomacerado de caléndula y manzanilla***, Aceite virgen de almendras dulces BIO, Manteca de cacao, Cera virgen de abejas**, Conservantes ecológicos, Aceites esenciales de limón, incienso y romero verbenona.

*Obtenido artesanalmente por destilación en alambique.
**De un apicultor ecológico de Cantabria.
***En aceite de oliva virgen ECO de primera presión en frío. Planta recogida en el Bierzo.