Llega el otoño y hay que armarse de entusiasmo para recoger la luz del verano y de los días soleados que todavía vendrán e iluminar los días grises que también llegarán. Todos los ingredientes de la crema facial de otoño se unen para aportar en sinergia sus propiedades protectoras, nutritivas y sobre todo, regeneradoras y reafirmantes.
Adecuada para todo tipo de pieles, se absorbe con rapidez y facilidad y libera un aroma fresco, vivificante, alegre, que anima y aporta una sensación de ligereza y entusiasmo.
 
Ingredientes: Hidrolato BIO de Geranio Bourbon, aceite vegetal de aguacate, aceite vegetal de argán, oleomacerado de zanahoria en aceite de sésamo, oleomacerado de caléndula y malva en aceite de almendras, ácido hialurónico, coenzima Q10, ceras vegetales emulsionantes, vitamina E., Aceite esencial de geranio, Aceite esencial de litsea cubeba o verbena exótica, Aceite esencial de palo de rosa.
 
Este preparado cosmético facial para otoño es protector, nutriente, reconstituyente y antiarrugas. Incrementa la elasticidad cutánea. Adecuado para todo tipo de pieles. Diseñado para regenerar los tejidos y aumentar el crecimiento celular. Atenúa las arrugas incipientes y alisa la piel. El oleato de zanahoria contribuye a hacer perdurar el bronceado por más tiempo, estimulando también la regeneración de la piel.