Éste es el preparado más potente que nunca he elaborado, con los mejores aceites vegetales y esenciales específicos para combatir las manchas, las arrugas, para las pieles castigadas expuestas a situaciones climatológicas extremas, para los signos de envejecimiento cutáneo.
Es un serum reparador, regenerante, que nutre la piel desde su profundidad y la revitaliza, dando un aspecto sano y luminoso en poco tiempo.
Ingredientes: 
Aceites vegetales de argán, jojoba y rosa mosqueta ecológicos. 
Aceites esenciales de lavanda de Sevilla, mirto verde, jara, zanahoria e incienso.
Con los mejores aceites vegetales y oleomacerados regeneradores y nutritivos
El aceite de rosa mosqueta o escaramujo posee propiedades únicas y excepcionales al contener los principios activos necesarios para la regeneración celular y en cosmética actúa favoreciendo la síntesis del colágeno y participando muy activamente en la prevención de arrugas.
El aceite de argán, utilizado desde hace siglos por la cultura marroquí, es una auténtica joya en la cosmética facial porque colabora a restaurar el manto hidrolipídico que la protege, nutre la epidermis y le aporta energía y brillo siendo un componente fundamental para los tratamientos antienvejecimiento.
La cera vegetal de jojoba se incorpora a nuestro serum porque equilibra la acidez de la piel y mejora considerablemente su aspecto no sólo en las pieles grasas o mixtas, sino revitalizando también las pieles secas. Es una joya de los incas, porque consigue una gran flexibilidad y elasticidad en la piel.
Con la mejor selección de aceites esenciales reparadores y reafirmantes
La lavanda de Sevilla es una planta endémica de la península Ibérica, subespecie de cantueso, que no tiene nada que ver ni con la lavanda ni con el cantueso. De tipo resinoso, y aroma dulzón como a miel, es uno de los más recientes aceites esenciales descubiertos, de resultados cosméticos excepcionales: actúa con efecto relleno, al igual que la jara, y es específico para arrugas, manchas, cicatrización, antiinflamatorio, y sobre todo regenerador que proporciona calma y bienestar. Es un activo es cosmética imprescindible.
La historia del mirto es muy antigua y su empleo en cosméticos antiguos gozó de prestigio y variedad por su acción tónica y reafirmante y sus propiedades regeneradoras, además es un buen equilibrador del sistema nervioso, lo que actúa de forma muy beneficiosa para la belleza de la piel, y debe incluirse como ingrediente de los tratamientos cotidianos para evitar la formación de arrugas y de líneas de expresión.
Planta que se menciona en la Biblia, la Jara en su aceite esencial, tiene un efecto reafirmante muy rápido, con cambios visibles en dos semanas como reparador, regenerador y antiedad, que actúa tanto sobre arrugas como sobre manchas, y es uno de los más eficaces aceites esenciales para las situaciones más graves. Aceite esencial raro y precioso, el gran reparador, cuyo aroma fuerte actúa también a nivel psicoemocional, ya que al igual que repara las heridas de la piel, cicatriza las heridas del alma, aportando fuerza, confianza y bienestar emocional y ayudándonos a reafirmar nuestra personalidad.
Aromáticamente no es el más agradable, pero el aceite esencial de zanahoria es muy valioso para revitalizar y tonificar, aportando el aspecto de una piel sana y luminosa, siendo un básico imprescindible en todos los serum y cosmética facial esencial. Actúa como preventivo en manchas, favorece la regeneración celular y reafirma los tejidos e interviene en la mejoría de todos los problemas dermocosméticos importantes, resultando fundamental la constancia en su uso para la obtención de resultados visibles.
El aceite esencial de olíbano o incienso, en relación a la piel, es muy interesante porque actúa con mucha sutileza a nivel emocional, restaurando la serenidad y bienestar de la persona, y calmando su estado de ánimo, mejoría que tiene su expresión cutánea con unos resultados apreciables. La piel, como dice D. Baudoux es un “cerebro extendido de las emociones” y el incienso viene a liberarnos de esa carga pesada que a veces cargamos, de penas, tristezas, aflicción, para liberarnos y eso se traduce en una piel serena y regenerada.
MODO DE EMPLEO:
Se aplica únicamente por la noche. 2-3 gotas directamente en el cutis, o bien se puede añadir esa dosis a la crema de noche. Es un preparado altamente concentrado, que, además de las excepcionales propiedades que tiene para la piel, y gracias a los aceites esenciales elegidos, proporciona calma y relajación interna, favoreciendo el sueño y el descanso profundo. Es un regalo para la piel, para la mente y para el espíritu. Cosmética ecológica. Cosmética esencial. Cosmética de la emoción.