La lavanda atiende a la piel y a las emociones, y el hidrolato de lavanda y lavandín, con iguales propiedades, es un magnífico relajante para ambas. Calma la piel irritada, sensible y delicada, la piel caliente después del sol, o la piel afectada por una quemadura. Y es un gran purificador, calmante, refrescante y analgésico con permite recobrar la paz y serenidad tanto interna como externamente. Para usar como una magnífica colonia relajante, difundir por la almohada para favorecer un sueño reparador, o añadirlo como ingrediente en nuestros preparados cosméticos.

Obtención: Destilación propia en alambique de cobre.

Fecha de destilación: julio y agosto de 2020
Parte utilizada: Sumidades floridas de lavanda (Lavándula angustifolia) y lavandín (Lavándula híbrida)

Origen: Cantabria
Cultivo: propio, ecológico.
Calidad: 100% puro, sin conservante, fresco, concentrado (proporción 1/1).


Conservación: Conviene guardarlo en frasco de vidrio oscuro, con dosificador, en lugar fresco y protegido de la luz solar, conservación recomendada una vez abierto en frigorífico. Consumir en un plazo aconsejable de 6 a 12 meses.

PROPIEDADES TERAPÉUTICAS:

Calmante, analgésico, hipotensor, purificador, antiestrés, alivia el desfase horario en viajes largos, refrescante.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS COSMÉTICAS:

Cuperosis, piel irritada y caliente. Quemaduras. Fantástico como tónico facial, para todo tipo de pieles.

INDICACIONES TRADICIONALES (VÍA ORAL):

Hipertensión, dolores difusos, rigidez y dolores articulares, acidez gástrica, halitosis.

INDICACIONES ENERGÉTICAS Y PSICOEMOCIONALES:

Nerviosismo y agitación mental, cólera y agresividad, necesidad de poder, presión en el trabajo, impaciencia.

RECETAS:

-El hidrolato de lavanda es en sí mismo un agua de colonia, que refresca, aromatiza y relaja.

-Si el aire es seco, para evitar la deshidratación de piel y mucosas, se puede refrescar e hidratar con hidrolato de lavanda, pulverizando varias veces al día en cara y brazos.

-Halitosis, acidez gástrica y dolores de cabeza derivados de congestiones hepáticas pueden aliviarse con hidrolato de lavanda.

-Las personas con mucho fuego, denominadas pitta en Ayúrveda, pueden recobrar la paz y la serenidad tomando hidrolato de lavanda.

-Temperamentos agitados, coléricos, que provocan la aparición de abscesos y de problemas dermatológicos, pueden por una parte calmar el desasosiego mental, y por otra purificar la sangre y calmar las erupciones dermatológicas.

-Tanto el hidrolato como el aceite esencial pueden añadirse a los productos de limpieza caseros, por su efecto antiséptico y desinfectante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .