“…Sus labios de sándalo y membrillo,
de pomelo, nata,
miel, limón, piña,
duermen
en la lechosa y dorada arena de las playas,
entre eucaliptos,
jazmines,
adelfas,
jacintos,
narcisos,
tulipanes y magnolios…”
En El espejo de la belleza. 1982. Joaquin Brotons