El abuso de jabones comerciales y geles desinfectantes está produciendo un deterioro en la piel delicada de nuestro cuerpo y nuestras manos: picor, enrojecimiento, descamación, irritaciones y dolor. Cada vez hay más pieles sensibles y reactivas.

Si hay un jabón natural y ecológico que puede aliviarnos de todos esos malestares, y que podemos usar cuantas veces queramos al día, por sus propiedades calmantes e hidratantes, es éste.

Jabón artesano* y ecológico con leche de avena, caléndula y lavandín

*PRODUCTO VEGANO

Nuestro cremoso jabón está realizado únicamente con los tres mejores activos naturales para lograr el bienestar de nuestra piel aliviando la irritación: leche de avena, caléndula y lavandín de nuestros propios cultivos. Nos hemos empeñado en realizar un jabón totalmente artesanal: cada ingrediente ha sido elaborado y producido de forma artesanal por nuestras propias manos, cuidando cada proceso hasta su más pequeño detalle.


Ingredientes*: Leche de avena ecológica1, Oleomacerado de caléndula en aceite de oliva virgen de primera presión en frío ecológico 2, aceite esencial de lavandín3.

* Ecológicos certificados. 1 Elaborada artesanalmente, 2 Realizado artesanalmente con caléndulas cultivas en ecológico en nuestro jardín aromático, 3 Obtenido de las destilaciones artesanales propias que realizamos con el lavandín cultivado en ecológico en nuestro jardín aromático.

Pueden usarlo todos en casa, adultos, niños y nuestros abuelos, por su absoluta tolerancia e inocuidad, y por sus excelentes cualidades para el cuidado de la piel, adecuado por su poder calmante y regenerador, no sólo para tus manos, sino que también podría ser tu jabón de ducha.
Las pieles más delicadas son las que más lo van a agradecer: pieles irritadas, enrojecidas, agrietadas, estropeadas o sensibles. Gracias a sus ingredientes: fitoesteroles, saponinas, betacarotenos, terpenoides y quercetina, entre otros, destaca por su gran poder antiséptico, antiinflamatorio, hidratante y cicatrizante.

El Aceite esencial de Lavandín que enriquece este jabón procede de la planta de nuestro jardín aromático, y de nuestras propias destilaciones artesanales en alambique. Es un excelente cicatrizante, regenerador cutáneo, analgésico, antálgico, antiinflamatorio, antiséptico, antibacteriano y antifúngico, y le da un toque aromático agradable a nuestros sentidos, a la vez que cuida nuestra piel.

Disponible en pastillas de diferentes tamaños

Todos nuestros jabones se hacen en su totalidad con aceites vegetales en los que se han macerado plantas aromáticas y medicinales.  Todo el proceso de elaboración de cada jabón puede llevar de seis a doce meses: la saponificación en frío del jabón suponen 40 días, que en algunos casos se amplía de dos a cuatro meses, dependiendo de la textura final. El proceso de maceración lleva de dos a seis meses, dependiendo del tipo de maceración. Previamente a la maceración, ha habido que cultivar y secar durante dos a cuatro semanas, o bien recolectar en el lugar y momento justo de concentración de principios activos, y en ambos casos, con criterios ecológicos, de respeto y cuidado con el medio ambiente. Tienes en tus manos un producto artesano, elaborado con mimo, cuidado, dedicación y tiempo, mucho tiempo.