Nuestra cosecha de lavanda este año ha sido fantástica. Edu ha estado cuidando la plantación, y en el momento de la floración, se ha recogido, y una parte se ha destilado y otra ha ido a los secaderos.  
Gracias a la cantidad y calidad de la planta recogida y destilada, queremos compartir con vosotros tanta riqueza aromática. 

 

 

Por ello, hemos preparado un kit de lavanda, compuesto por una botellita de aceite esencial de 10 ml. una botellita spray de 30 ml. de hidrolato, y una bolsa de flores de lavanda. El aceite esencial de lavanda es un
potente antiespasmódico, calmante, sedante, antidepresivo, potente cicatrizante, regenerador cutáneo, analgésico, antálgico, antiinflamatorio, hipotensor, antiséptico, antibacteriano, antifúngico, antirreumático, antipolillas, anti piojos. No presenta ninguna contraindicación ni toxicidad.

El Hidrolato de Lavanda, puro, obtenido directamente de nuestras propias destilaciones en alambique, puede usarse como loción facial tonificante y purificante, aplicado por las mañanas antes de tu crema diaria y/o por la noche después de la limpieza o desmaquillado, como tónico para después del afeitado y/o la depilación, como agua de colonia fresca para el cuerpo.

Las propiedades terapéuticas de este hidrolato son también numerosas: Calmante, analgésico, hipotensor, purificador, antiestrés, alivia el desfase horario en viajes largos, refrescante. Para piel con cuperosis, quemaduras, piel irritada y caliente.

Las flores de lavanda seca en bolsitas se han empleado durante muchísimos años como método para inducir el sueño tranquilo y aliviar las consecuencias del insomnio.
Puedes colocar esta bolsita bajo tu almohada o también puedes ponerla en un cuenco o dejarla en tu mesa de noche, ya que producirá el mismo efecto.
Es excelente para mejorar el sueño en niños y bebés, pues es totalmente inocua y no produce ningún tipo de resultado adverso ni reacción alérgica. 
Colocada en armarios y cajones dejará un agradable olor aparte de ser anti-polilla.

Puede durante varios años y recupera su olor apretando el saquito de vez en cuando.