Este es un producto muy concentrado, para tratar los granitos y espinillas producidos por el acné.

Ya que debe utilizarse únicamente sobre cada granito, se envasa en formato roll-on, para una más cómoda aplicación.

La base es de aceite vegetal de jojoba, indicado para ayudar a suavizar el sebo que obstruye los poros y facilitar de esta manera la eliminación de las espinillas.

A la jojoba se añade mayoritariamente aceite esencial de árbol del té, y se complementa con aceite esencial de lavandín o espliego, de eucalipto y de romero, que contribuyen a desinfectar, secar y cicatrizar todos los granos.

Este preparado debe aplicarse directamente en cada punto infectado, por las noches, una vez que se ha limpiado e hidratado convenientemente la piel.