El Taller II de Cosmética Natural continúa con el protocolo de higiene facial y corporal que iniciamos en el taller de iniciación. 

Y esta vez le toca el turno a las leches limpiadoras y los jabones cosméticos.


En el mundo de los jabones cosméticos, os voy a aportar mi particular visión del jaboneo: soy de menos estética y de más terapéutica: me explico: me interesan más los jabones que aportan un beneficio a nuestra piel, que los que agradan a la vista, imitando bollería fina o pastelería de postín, o los que se perfuman en exceso. Sin embargo, y como a nadie le amarga un dulce, hemos incorporado para esta edición, información sobre decoración de jabones, aditivos, aromas y colorantes, pensando en que vuestros jabones artesanos puedan ser un estupendo regalo de Navidad para vuestros amigos y familiares.

Creo que el jabón debe cumplir su función, que es la de limpiar.

Cuando el jabón está realizado con aceites vegetales y sosa, este jabón limpia, gracias a su poder detergente, y también hidrata, protege y suaviza, debido a la glicerina hidratante que se obtiene a partir de la saponificación de ese jabón, y que permanece en nuestra piel después de usado. 

En el siglo VIII, los españoles e italianos empezaron a elaborar lo que ahora llamamos jabón, con grasa de cabra y cenizas de haya. Posteriormente, en España se sustituyó la grasa de cabra por el aceite de oliva, dando lugar a los jabones de Castilla. En el siglo IX, en Francia se empieza la fabricación de los jabones de Marsella, una copia de nuestro jabón de castilla, con más marketing, a la vista está. No es lo mismo un jabón de limpieza que un jabón cosmético: en este taller aprenderemos su diferencia fundamental.

Descubriremos la elaboración de los jabones duros, en pastilla, a partir de la saponificación en frío, y todos sus secretos, para que los realicemos de forma sencilla y eficaz: con trucos y consejos sobre ingredientes, proceso de elaboración, aceites vegetales y propiedades que aportan al jabón, aceites esenciales y aditivos, con recetas para todo tipo de pieles.

También descubriremos otros muchos tipos de jabones, que los hay:

Jabones de arcilla, de avena…jabones líquidos, jabones enriquecidos a partir de jabón, jabones a partir de plantas jaboneras, jabones de glicerina, jabones sin sosa, para las impacientes, jabones exfoliantes, jabones bicolor, técnicas de decoración, aditivos que se pueden añadir, aromas…cerca de 40 recetas, veinte tipos y muchísimas posibilidades diferentes de jabonear. 

El cuadernillo de documentación tiene, como ya viene siendo habitual, más de cuarenta recetas que podéis descubrir y hacer en vuestra casa, ya que son de fácil elaboración. Más de diez recetas se dedican a las leches limpiadoras faciales, adecuadas a cada tipo de piel, más suaves, más enérgicas, para pieles grasas, para pieles secas…todas las pieles encontrarán una leche limpiadora adecuada. Incluso aprenderemos a elaborar un desmaquillante fantástico, de gran versatilidad.

  • Dos horas y media de duración
  • Cuadernillo de documentación y recetas, de 16 pág. con más de 40 recetas.
  • Regalo de leche limpiadora de almendras.
  • Regalo de jabón exfoliante de cítricos.
  • Regalo de jabón nutritivo bicolor de coco y cacao
  • Infusión medicinal.