Las piernas cansadas, pesadas, y los pies ardientes son uno de los problemas del verano, para quien tiene que moverse o pasa muchas horas de pie.
 
Este gel refresca y alivia, favoreciendo la circulación, y aportando hidratación y reparación a la piel, gracias a los cristales de mentol y al gel de aloe vera que contiene, en una fórmula que hemos enriquecido con otros componentes muy valiosos, para la mejora de la circulación venosa y linfática.
 
Ingredientes: Gel de Aloe Vera, Hidrolato de romero,Hidrolatos de ciprés y romero, alcohol, goma xantana, cristales de mentol, aceites esenciales de ciprés, menta de campo, romero alcanfor y limón.
 
El aloe vera aporta sus fantásticas propiedades como reparador de la piel, antiinflamatorio y regenerador de quemaduras, inhibidor del dolor, y estimulante del crecimiento de los tejidos. Posee una increíble capacidad de penetración que le permite llegar a las capas más profundas de la epidermis y curarlas. 
 
El mentol cristalizado es un compuesto que se encuentra en los aceites de la planta de la menta (Mentha Arvensis). Actúa como un potente estimulante de los receptores del frío de nuestra piel, produciendo una gran sensación de enfriamiento especialmente cuando se inhala o se aplica sobre la piel. 
Es realmente sorprendente y aliviador. También se utiliza para aliviar dolores musculares y articulares, siendo muy recomendable para tratar problemas ocasionados por la artritis, el reumatismo o los esguinces entre otros, debido a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas.  
El Aceite esencial de *ciprés (cupressus sempervirens) para la circulación venosa y linfática por su importante acción descongestiva, astringente, tónica y vasoconstrictora. El aceite esencial de limón es un fluidificante sanguíneo que disminuye la permeabilidad capilar y aumenta la resistencia de las paredes capilares, muy interesante para favorecer la eliminación de toxinas por su capacidad drenante.
El Aceite esencial de menta del campo (mentha arvensis) contribuye a intensificar la sensación refrescante a nuestro gel, además tiene acción vasoconstrictora que facilita la descongestión.
La menta del campo o japonesa posee una concentración de mentol muy elevada que puede llegar al 90%, y que es el responsable del efecto refrigerante y anestésico.
El aceite esencial de romero alcanfor favorece y activa la circulación, y es especial para congestión venosa, y por eso imprescindible para la mejora circulatoria.
Recomendaciones para el modo de empleo:
Se puede utilizar de inmediato, entre una y tres veces al día, o según necesidad. 
Previo a su aplicación, se recomienda alternar unos chorros de agua fría y agua caliente en sentido ascendente en las piernas, unos minutos en cada pierna y acabando con el agua fría.
Después, se aplica dando un suave masaje en dirección ascendente a lo largo de toda la pierna, hasta que se absorba.
Este tipo de preparados son para uso puntual, durante unos pocos días, no se aconseja su uso para largos períodos. Tampoco es recomendable aplicarlo antes de ir a tomar el sol, ya que algunos de los aceites esenciales que contiene son fotosensibilizantes y pueden producir manchas.