Ingredientes:
 
Oleomacerados de hipérico, aloe vera y caléndula, aceites vegetales de sésamo, ricino y germen de trigo, cera virgen de abejas, extractos de árnica, milenrama y ginkgo biloba, aceites esenciales de ciprés, lavanda, romero, mandarina verde, menta y eucalipto.
 
Indicaciones:
 
Para la mayoría de los trastornos circulatorios, la dieta es el verdadero protagonista de los éxitos que se alcancen. No obstante, un programa de masajes adecuado, si se efectúan con un ungüento específico, puede contribuir sin ninguna duda a mejorar y/o prevenir dichos trastornos. Masajes, alimentación correcta y ejercicio físico resultan la fórmula perfecta para mejorar la circulación sanguínea.
Esta pomada puede beneficiar en problemas de varices y de hemorroides. 
 

Los masajes con este ungüento estimularán la circulación sanguínea, ayudarán a desinflamar las venas de las piernas, consiguiendo que la sangre fluya de forma correcta. La combinación de los oleomacerados, aceites vegetales, cera de abejas, extractos y aceites esenciales despliega todos sus beneficios cuando se aplican con estos masajes circulatorios.

Para la elaboración de este ungüento, hemos partido de una receta base de Clara Castelloti, publicada en su libro “El botiquín de las hadas”, a la que hemos dado nuestra impronta personal.