Este es uno de los preparados cosméticos que más ingredientes ayurvédicos contiene, así como un completísimo conjunto de extractos herbales, principios activos, y aceites esenciales, que lo convierten en todo un tratamiento capilar para los cabellos secos y desnutridos.
Hace tiempo también que estamos investigando con ingredientes ayurvédicos, y ya hemos incorporado algunos preparados a nuestro botiquín particular, con recetas de esta medicina milenaria tan potente. En realidad, hacemos la integración de lo ayurvédico, con la fitoterapia de nuestras propias plantas aromáticas y medicinales y con los aceites esenciales de la escuela francesa de aromaterapia científica, y el resultado está siendo fantástico!
En resumen, hemos reunido los ingredientes naturales que nos pueden aportar además de la limpieza, suavidad y acondicionado, fortalecimiento, hidratación, brillo, volumen, regulación del sebo para evitar la caspa y la descamación, alivio de irritaciones y picazón, fundamentalmente, además de un oscurecimiento progresivo del cabello, lo que retrasa la aparición de las canas.
– El polvo de shikakai:
Se obtiene al tamizar las bayas de la acacia concina, abundante en el subcontinente indico, y cuyo nombre significa “fruta para el cabello”. Este fruto rico en saponinas, aporta suavidad y brillo, además de fortalecer el cabello, indicado por tanto para la caída. Es especialmente efectivo en el tratamiento de la caspa: dermatitis seborreicas, inflamaciones, irritaciones y cueros cabelludos sensibles. Lava suavemente, permitiendo un fácil desenredado, dejando el pelo suave, brillante, limpio, hidratado y con volumen. Evita que se enrede y se encrespe, y además, previene la aparición de las canas.
Tiene hasta 100 veces más vitamina C que la naranja, potente antioxidante natural, que también elimina las toxinas del cuero cabelludo.
Refuerza el folículo piloso de la raíz, por lo que promueve el crecimiento del cabello y el nacimiento de cabellos nuevos, siempre y cuando no intervengan antecedentes genéticos de alopecia.
El polvo de amla:
Proviene de la fruta desecada y pulverizada de la grosella espinosa de la india o amalaki. Es uno de los frutos más importantes de la medicina ayurvédica, que se viene usando desde hace 5.000 años en Asia y Oriente Medio. Tiene un altísimo contenido en vitamina C, incluso más que el shikakai, y ello supone la mitigación del envejecimiento tanto de la piel como de la fibra capilar.
Además de fortalecer la raíz del cabello, una de sus mejores cualidades es que retrasa la aparición de las canas, aportando brillo y suavidad al pelo, a la vez que le fortalece.
Y el resto de ingredientes que también hemos incorporado junto a los tensioactivos derivados del coco con certificado ecológico, son:
  • el romero, en hidrolato y en aceite esencial, porque contribuye a fortalecer el cabello,
  • la ortiga, remineralizante,
  • el aceite de argán marroquí, rehidratante,
  • el extracto de avena, para nutrir, fortalecer e hidratar en mayor profundidad,
  • el ginkgo biloba, que evita la caída del cabello,
  • la inulina vegetal -extracto vegetal que se obtiene de la raíz de plantas como la achicoria- que aporta hidratación, que es calmante del cuero cabelludo y alisa la fibra capilar,
  • el pantenol, que evita las puntas abiertas,
  • la proteína de seda, que aporta suavidad y acondicionado,
  • el sándalo rojo molido, que elimina toxinas, purifica, desinfecta,  y
  • los aceites esenciales cítricos, de pomelo, limón y salvia, que aportan brillo, fortaleza y suavidad.
Además de su eficacia, los champús sólidos son una alternativa interesante a los champús líquidos, nos ahorramos envases y además duran muchísimo más del doble que los líquidos.
Se usan frotando la pastilla en el pelo mojado hasta que empieza rápidamente a hacer espuma, teniendo precaución de dejarla secar bien después de su uso.
Puedes incluso mantener durante unos diez minutos en el cabello, a modo de mascarilla capilar, para una mayor nutrición y suavidad en el cabello.
Disponibles en nuestro taller. Pastilla de 100 a 110 gr. PVP: 14,50€