Las mujeres tenemos en el rostro menos glándulas sebáceas que los hombres. Ésa es la explicación de por qué los hombres no tienen tantas arrugas.
Y aún más: es en la zona del contorno de ojos donde no hay apenas ninguna glándula sebácea, por lo que las arrugas se notan más antes en esta zona, y en mayor medida.
Además de las arrugas, en esa zona podemos encontrarnos con bolsas y con ojeras.
Las bolsas son una acumulación de líquidos bajo los ojos. La causa de su aparición?…el agotamiento, la falta de sueño, el estrés, alergias, retención de líquidos, mala circulación…
Bolsas y ojeras pueden deberse a una piel muy fina en la zona periocular, a causas genéticas, al baile hormonal, a la flacidez debido a la edad, el sol y la deshidratación que hacen que la piel de debajo de los ojos se hundan por falta de colágeno y elastina, hinchazón o edema debido a la alergia, al exceso de sal, de azúcar o estrés (que libera cortisol y aumenta el volumen de la sangre) y causa hinchazón y la pérdida de soporte graso de la cara que con la edad hace que visualmente la ojera se prolongue prácticamente hasta la mitad del rostro….
Incluso los restos de maquillaje, si no has limpiado bien tu cara al irte a dormir, pueden provocar que se irrite el ojo y se hinche la zona…
 
Mientras vais descubriendo el origen o la causa de vuestras bolsas y ojeras, para modificar algunos hábitos que pueden estar incidiendo en su aparición y/o mantenimiento, os invito a probar este preparado aromático que ha salido de nuestro taller.
 
Tiene la mejor combinación de aceites vegetales, extractos, tinturas y aceites esenciales, específicos para la problemática tan particular de una zona tan sensible como es el contorno de ojos.
Jojoba
La cera líquida o aceite de Jojoba se extrae de un arbusto, Simmondsia chinensis, nativo del desierto de Sonora al noroeste de Méjico y las regiones vecinas, suroeste de Arizona y sur de California (Estados Unidos).
 
Es la única cera líquida vegetal existente. No es un aceite propiamente dicho, no es una grasa. Se obtiene mediante prensado en frío de las semillas y tiene una composición total de 96% en ceramidas, además de vitamina E, que es un gran antioxidante.
Esta composición tan alta en ceramidas es la que provoca su extraordinaria estabilidad frente al calor y la oxidación, evitando que se altere con el paso del tiempo y ayudando a mantener íntegras todas sus propiedades.
El aceite de jojoba es estructural y químicamente muy similar al sebo humano producido por las glándulas sebáceas de la piel, porque el sebo es también en gran parte compuesto de ésteres mono de cera. En la mayoría de los casos, puede actuar como un sustituto del sebo.
No es tóxico, no es comedogénico y no contiene alergénicos . Esto significa que no tapa los poros y no causa ninguna reacción alérgica. Tampoco es un irritante, por lo que con seguridad se puede usar alrededor de los ojos y la piel. Además de eso, no causa una sensación grasosa cuando se usa en la piel como otros aceites lo hacen.
Calófilo
El aceite vegetal de calófilo tiene una textura algo espesa, es de color verdoso y un intenso olor a curry , lo cual no debe desanimarnos ya que este aceite es el mejor aliado para la circulación y la cicatrización. En Madagascar y en otras islas en las que se produce, sus propiedades se describen con una sola palabra: Regeneración.
Refuerza y reactiva la circulación, siendo también un gran aliado contra las arrugas, cuando se incorpora a preparaciones cosméticas. 
Hay que tener en cuenta que se solidifica por debajo de 14 °C, sin que esto afecte a su calidad. 
Es uno de los aceites específicos para la mejora de ojeras y bolsas, con efectos visibles después de varios días, 
Se añade también tintura de árnica, básicamente por su acción anti-inflamatoria, y extracto de castaño de indias, ya que reduce la retención de líquidos y favorece la circulación sanguínea.
 
En cuanto a los aceites esenciales que lleva este preparado, os cuento que incluye:
 
Aceite esencial de inmortal o siempreviva -Helichrysum italicum ssp. serotinum. Este aceite esencial se produce en Córcega; existen otras especies como el stoechas, pero no tienen las mismas propiedades. Debido a su limitada producción y escaso rendimiento a la hora de destilar la planta, es un aceite esencial de precio alto.
Muy potente, con propiedades únicas en aromaterapia que no puede sustituirse por ningún otro. Especialmente indicado para tratar hematomas, y utilizado en este preparado por su gran poder antiinflamatorio, y activador de la micro-circulación, es descongestionante de los tejidos.
El aceite esencial de ciprés es un gran descongestionante venoso y linfático, vasoconstrictor y neurotónico, re-equilibrante general, especialmente indicado para tratar la retención de líquidos.
El aceite esencial de Romero verbenona es un gran drenante, antiarrugas, cicatrizante y regenerante cutáneo. 
El aceite esencial de Jara es un gran especialista en arrugas y envejecimiento cutáneo. El aceite esencial de Zanahoria es el antienvejecimiento por excelencia.
 
Modo de empleo: Agitar intensamente. Frotar unas gotas con los dedos índices en la zona del contorno de ojos, masajear sin ejercer presión excesiva, y dando unos toques suaves en la zona para finalizar facilitando su absorción. Puede usarse una o dos veces al día, mañana, o mañana y noche.
Hay que procurar que el producto no entre en los ojos, por eso es más conveniente usarlo por la mañana, ya que por la noche, si no procuramos su total absorción, podría entrar involuntariamente en los ojos cuando estemos acostadas en la cama.