Esta crema tiene la virtud de purificar y favorecer el riego sanguíneo, y de equilibrar la producción de sebo.
Las pieles grasas y acneicas no deben usar cremas astringentes, ya que la falta de nutrición excita la secreción de sebo.
 
Es muy importante acompañar esta crema nutritiva, con un tratamiento completo de peeling, limpieza y tonificación de la piel, antes de aplicarla, con el fin de obtener sus máximos beneficios. 

 

Para chicas y chicos, de aroma balsámico y refrescante. 
 
Ingredientes: Infusión concentrada de romero, aceite de soja, aceite de jojoba, manteca de karité, cera virgen de abeja, aceite de coco, aceites esenciales de limón, romero y menta, vitamina E.
 
Algunos consejos para pieles acneicas:
 
1. Limpieza diaria mañana y noche
La limpieza es una de las fases principales para tratar el acné. Se recomienda usar alternativamente un jabón -muy bueno el de propóleo- y una leche limpiadora.
Como leche limpiadora, lo mejor  para pieles grasas y acné es la leche desnatada, o tal cual, o en polvo, a la que se añade agua bien caliente. Se aplica con un algodón masajeando cada zona de la cara, y se retira con una servilleta de papel.
 
2. Consejos dietéticos
Cura a base de oligoelementos –zinc- por la mañana en ayunas durante 3 meses.
 
3. Mascarillas y tonificación semanal
La arcilla, gracias a su contenido en oligoelementos, además de efectuar una limpieza sin igual sobre el cutis, regenera las células epidérmicas, efectúa un peeling profundo y al ser antiséptica, absorbe y previene la formación de granos y otras imperfecciones. Algunas opciones: 
1. Mascarilla de arcilla verde o blanca con hidrolato de azahar, y gotas de aceite esencial de lavanda, geranio, árbol del te y jara, y glicerina vegetal. Este preparado tiene efectos espectaculares.
2. Mascarilla de arcilla verde con infusión de bardana y tomillo, tomillo-lavanda-caléndula, o lavanda y romero maceradas unas horas.
Dejar la mascarilla durante 15 a 20 minutos. En cuanto se note que la piel tira, se quita primero con agua tibia, y luego se tonifica la piel con una infusión fría de tomillo y lavanda o directamente con agua fría y caliente, alternando las dos repetidas veces.
 
3. Mascarilla de pepino: Ideal para pieles grasas, con espinillas y con acné. Se puede realizar en casa porque sus ingredientes son totalmente asequibles: ½ taza de pepino picado, dos cucharaditas de leche en polvo y una clara de huevo. Aplicar con masajes rotatorios hacia arriba. Dejar actuar 30 minutos y enjuagar con agua caliente. Tonificar con infusión fría de tomillo y lavanda. 
4. Tónicos astringentes
Después de limpiar, y de ponerse una mascarilla, es necesario aplicar un tónico que para este caso, debe ser astringente. Opciones de tónicos astringentes:
– Infusiones frías de romero, ortiga, diente de león, tomillo, lavanda.
– Hidrolato de azahar o agua de rosas.
– Compresas alternas de agua caliente y fría, con infusión de menta, manzanilla.
– Tónico astringente con agua de rosas, agua destilada, esencia de limón y alcohol de 96º.
– Tónico de tomate maduro con glicerina –limpia profundamente, muy bueno para las espinillas-.