Ya están aquí. Ya ha llegado la avanzadilla. Empiezan los zumbidos y los picotazos.
Que no cunda el pánico. 
Nuestro difusor de aceites esenciales puede ser el arma aromática que nos ayude a ahuyentarlos.
Con una combinación repelente, con los mejores aceites esenciales en sinergia para mantenerlos alejados.
Añadir unas gotas en tu difusor y difundir según necesidad.
Nunca dejar el difusor encendido mientras duermes.
Por la noche, puedes poner unas gotas de este preparado en distintos puntos de la cama, en caso de que no uses mosquitera.
Nunca pongas este preparado en la piel.
No es apto para bebés o niños menores de 30 meses.
Si no tienes difusor, puede utilizarse en un vaporizador.