Auténtica delicia de cacao y coco convertida en jabón y otro de nuestros jabones favoritos. Lo elaboramos con cacao puro amargo de producción ecológica.

El resultado es una piel lisa, luminosa y sin impurezas, gracias a este jabón de chocolate auténtico.

El jabón artesanal de chocolate se utiliza para luchar contra el envejecimiento de la piel, ya que posee cualidades antioxidantes que aporta tanto el cacao puro como la manteca de cacao, ambos capaces de luchar contra los radicales libres. Aportarán sobre la piel cualidades emolientes y suavizantes por lo que podrás aplicarlo sobre las zonas más secas y desnutridas.

Nutritivo y antioxidante. Antiarrugas. Reafirmante. Ideal para todo tipo de pieles. Sin aromas sintéticos añadidos. Desprende un dulce y delicioso aroma a chocolate.

Además de limpiar la piel, actúa contra la flacidez, siendo valorado como un tratamiento reafirmante que contribuye a la flexibilidad y la elasticidad de la piel. Los nutrientes del cacao incrementan la humectación de la piel y contribuyen a mantener la humedad en el interior de la misma. Regenera las zonas afectadas por los radicales libres y exfolia los residuos de la piel, aportando suavidad y brillo a la misma.

El chocolate incrementa la producción de colágeno, conservando la piel joven por más tiempo.

Ingredientes*: Lavanda y romero macerados en aceite de oliva virgen extra ecológico de primera presión en frío, aceite de coco, Hidrolato de azahar, cera de opérculo, manteca de cacao, cacao puro ecológico.

* Maceraciones artesanales con planta ecológica de cultivos propios. Todos los ingredientes son certificados ecológicos. Sin aromas sintéticos añadidos, sin colorantes, sin conservantes, sin productos químicos. Elaborado por el procedimiento de saponificación en frío.
manteca de cacao pura y ecológica

Modo de empleo: Humedecer y frotar la pieza enérgicamente hasta generar espuma.
Dejar la espuma en la piel durante unos instantes. Para la mejor conservación y duración de la pieza, mantener seca entre usos en jabonera con drenaje.

Este jabón, como todos los jabones naturales elaborados con aceites vegetales de primera calidad, tienen un poder detergente limpiador y producen una glicerina hidratante que permanece en la piel, evita la sequedad de la piel, y transforma las pieles secas, con su uso habitual, en unas pieles perfectamente hidratadas y suaves.

*Todos nuestros jabones se hacen en su totalidad con aceites vegetales en los que se han macerado plantas aromáticas y medicinales. Todo el proceso de elaboración de cada jabón puede llevar de seis a doce meses: la saponificación en frío del jabón suponen 40 días, que en algunos casos se amplía de dos a cuatro meses, dependiendo de la textura final. El proceso de maceración lleva de dos a seis meses, dependiendo del tipo de maceración. Previamente a la maceración, ha habido que cultivar y secar durante dos a cuatro semanas, o bien recolectar en el lugar y momento justo de concentración de principios activos, y en ambos casos, con criterios ecológicos, de respeto y cuidado con el medio ambiente. Tienes en tus manos un producto artesano, elaborado con mimo, cuidado, dedicación y tiempo, mucho tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .