Esta pomada regenerante y antifúngica no sólo mantendrá a raya a los molestos hongos de las uñas tanto de las manos como de los pies, sino que va a fortalecer tus uñas, si las tienes finas o quebradas, y regenerará las cutículas, para un tratamiento completo y saludable de belleza. Tus uñas se podrán regenerar de forma natural para volver a presentar un aspecto sano y bonito, libre de infecciones.

Puedes usar esta pomada después de haber utilizado la loción antifúngica, como tratamiento intensivo de eliminación de hongos, con el fin de intentar que no vuelvan a aparecer, si eres propenso a ello. O puedes usarla con carácter preventivo, para evitar su aparición y mejorar su aspecto general.

Su textura en forma de ungüento sólido, permitirá una aplicación cómoda, en forma de masaje, que consigue la lenta absorción de los principios antifúngicos, antisépticos, regenerantes y calmantes de los aceites esenciales que la componen, y de los principios nutritivos de los aceites vegetales utilizados.

Uñas de manos y de pies se pueden masajear con una pizca de este bálsamo que además de detener y controlar el avance de los desagradables hongos, va a regenerar, nutrir y suavizar la piel circundante.

Ingredientes*: Oleomacerado de hipérico**, Manteca de karité, Aceite de ricino, Cera bellina, Aceite esencial de árbol del té (Melaleuca alternifolia), Aceite esencial de laurel (Laurus nobilis), Aceite esencial de lavanda (Lavándula angustifolia), Aceite esencial de lemongras (Cymbopogon flexuosus), Vitamina E.

* Ingredientes certificados ecológicos. **Realizado artesanalmente con hipérico recolectado de forma sostenible y aceite de oliva virgen de primera presión en frío.

El hipérico o hierba de San Juan resulta muy calmante, nutre y repara piel y uñas, es antiinflamatorio, inhibidor bacteriano, cicatrizante y reparador, y traslada todas sus propiedades al aceite de oliva, que también nutre en profundidad.

Destaca el maravilloso color rojo del macerado de hipérico, gracias a su contenido en hipericina, un componente de importantes propiedades antiinflamatorias.

La manteca de karité es un potente regenerador natural con vitaminas A y E, que actúa creando una especie de película protectora, evitando la deshidratación y ayudando a cicatrizar.

El aceite de ricino es antiinflamatorio cuida y repara la piel irritada. Al ser muy rico en ácidos grasos mejora la textura de la piel y la suaviza. Es un gran antioxidante y reparador, que también contribuye a hidratarla en profundidad. Además, lo que es muy importante, fortalece y estimula el crecimiento de las uñas.

La cera bellina brinda una textura muy sedosa, hidrata y protege pero sin la sensación grasa o pesada que tiene la cera de abejas. Evitará que la uña se deshidrate.

Consejos de aplicación:

Si tienes algún indicio de hongos: Lava primero la zona con un jabón antiséptico natural. Seca. Lima la superficie de las uñas a tratar. Limpia. Aplica una pizca de bálsamo y en masaje en torno a cada uña, procura que se distribuya totalmente, y deja que penetre lentamente y vaya actuando. Realiza esta aplicación de 1 a 2 veces al día.

Si usas el bálsamo como preventivo, puedes aplicártelo una vez al día, después del lavado conveniente y sin necesidad de limar.

Te aconsejamos que te apliques este bálsamo después de usar la LOCIÓN de TRATAMIENTO INTENSIVO ANTIFÚNGICO DE UÑAS, para zonas más afectadas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.