Busca tu bienestar en la Naturaleza

Después de una semana agotadora de trabajo, con mucho cansancio acumulado, llega el domingo y el regalo de un paseo por la playa, donde nos cargamos de energía.

Desde niña he necesitado el contacto con el aire salino del mar, sentía que lo necesitaba y que tenía una conexión especial con él, conexión y energía que también recibo al pasear por un bosque, o un entorno natural.

A la mayoría, estos paseos nos sientan bien, y notamos que nos mejoran el ánimo y llegamos a casa con mejor humor. La cuestión es que estos efectos no son efecto placebo, ni es magia, ni imaginaciones, tiene una explicación científica, física o química, mejor dicho, eléctrica: se trata de los iones negativos que aparecen de forma natural, no solo con el agua del mar a través de las olas rompientes, sino también tras una tormenta, una lluvia, en una cascada, el correr de un arroyo o el rumor de un río…eso produce descargas de electricidad en el ambiente, que, junto al cromatismo de lo verde o lo azul, conectan con nuestra propia vibración eléctrica o energética, y contribuyen a generar un estado de bienestar en nosotros, a nivel físico, a nivel emocional, a nivel energético, o vibracional, como queráis llamarlo.

Nosotros tenemos cerca las playas, pero esa concentración de cargas eléctricas negativas que se concentran en el aire, que absorbemos por la piel y que respiramos no aparecen sólo en las playas, sino también en la montaña, atravesando un bosque, en el viento y la brisa, en contacto con los rayos del sol o simplemente a través del paseo por un parque, o cerca de una fuente de agua, de un río, no es necesario irse a Doñana o a los Pirineos¡¡¡

Escucha nuestro podcast sobre BAÑOS DE BOSQUE en: https://azufactorianatural.com/2020/03/27/ep-36-banos-de-bosque/

Esto ya ha sido medido, pesado y comprobado, lo llevan estudiando clínica y médicamente en multitud de laboratorios y centros de investigación -alemanes, ingleses, rusos, americanos, japoneses-, con resultados contundentes en relación a sus efectos beneficiosos, no sólo en la reducción del estrés, sino también en la estimulación de nuestro sistema inmune e incluso en la activación del metabolismo.

Ha quedado ampliamente demostrado, que, tras un paseo relajado, por la playa, bosque, montaña o junto al río, se produce una reducción de las hormonas del estrés, adrenalina y norepinefrina y del nivel de cortisol en la saliva, lo que supone la reducción de tensión, ira, ansiedad, depresión e insomnio, mejora el humor y aumentan los niveles de serotonina, un neurotransmisor determinante en nuestro estado anímico y en patologías como la depresión o el trastorno afectivo emocional.

Se produce también una disminución de la presión arterial y del ritmo cardíaco, y mejoran de una forma notable las funciones inmunitarias, debido a un aumento de las células NK o Natural Killers, un tipo de glóbulo blanco que contribuye a la lucha contra las infecciones y que tiene un efecto preventivo en la aparición y progresión del cáncer.

También ha quedado demostrado su influencia positiva sobre efectos neuropsicológicos a través de cambios en el sistema nervioso. Se produce un aumento de la hormona adiponectina, lo que provoca una relación directa en el tratamiento de patologías como obesidad, diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y síndromes metabólicos, entre otros.

La presencia de iones negativos en nuestro organismo supone una mayor resistencia a gestionar el estrés, una mayor resistencia a padecer patologías derivadas de ese estrés que se cronifica, un mayor equilibrio en la regulación neurohormonal, quedando comprobado el efecto protector de estas moléculas biológicamente activas en la contribución de una vida más larga y saludable.

Así que, todo el mundo a la playa¡ Si bien es en la playa donde se produce una de las mayores concentraciones de iones negativos, también están presentes en cualquier entorno natural, así que, si no tenéis la playa cerca, pues a la montaña¡ Al bosque¡ Al parque¡¡

Veremos cómo después de un paseo al aire libre y en contacto con la Naturaleza, en cualquiera de sus formas, aumentaremos nuestra energía, nuestra salud, nuestro buen humor, y nuestra capacidad de enfrentarnos al día a día con una sonrisa¡¡

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.