BELTANE, LA CELEBRACIÓN CELTA DE LA EXPLOSIÓN DE LA PRIMAVERA

En la mitad de la primavera encontramos la celebración celta de Beltane, entre el 30 de abril y el 1 de mayo. El vocablo “beltane” significa el “buen fuego” o “fuego luminoso”. Su nombre representa la idea de la luz y del calor. Es el día que marca el inicio de la mitad luminosa del año para los celtas.

La fiesta Celta de Beltane es el puente entre dos estaciones: el equinoccio de primavera y el solsticio de verano. Esta fiesta representa la exaltación de las fuerzas reproductivas de la naturaleza, donde se rinde culto a la tierra, la fertilidad y el renacimiento de la vida.

La tierra florece en todo su esplendor, en la máxima explosión de la primavera, y por tanto esta fiesta es la celebración de la pasión al calor de la creación que fluye gracias al agua mágica del rocío que da la vida.

Tierra, fuego que es luz y sol y agua se unen de nuevo en uno de los momentos que nos conecta con la energía de la vida, en su momento de plenitud de crecimiento, con la abundancia y la fertilidad.

Quizá no sea casual que en estas fechas floridas de mayo celebremos también el Día de la Madre-el Día de la Madre Naturaleza.

La exuberancia de la naturaleza invita a la alegría y el amor, honrándose lo masculino y lo femenino, que hacen posible la vida, y por tanto es una fecha de agradecimiento por los dones que nos da la tierra y todos los seres vivos.

Se celebra el momento en que la energía de la primavera alcanza su punto máximo, «los fuegos de Beltane arden como grandes hogueras que calientan el corazón de los hombres».

En sus orígenes, es una fiesta de culto al amor y a la sexualidad, que se celebraba con hogueras, alrededor de las cuales se bailaba y saltaba, tanto personas como el propio ganado, para convocar la fertilidad y atraer la salud y la prosperidad, celebraciones que terminaban en fiestas orgiásticas para el mismo fin.

Una de las celebraciones más antiguas conocidas de la fiesta de Beltane es la del Palo de Beltane o Palo de Mayo, un gran tronco que se clava verticalmente en el suelo, que se teje con cintas de colores y flores, alrededor del cual se baila, lo que se considera un monumento a la fertilidad, representando al dios que fecunda a la diosa naturaleza en medio de grandes festejos. Por eso este momento era considerado propicio para encontrar pareja, renovar votos y afianzar las alianzas entre tribus, clanes y familias, fortaleciendo sus relaciones.

Las flores eran las grandes protagonistas de esta fiesta, sobre todo las de color amarillo, que son las más abundantes en estos momentos, ya que ésta es una fiesta solar, y el amarillo es el color protagonista.

Había también otras costumbres ancestrales como la de subir a la colina más cercana para observar la salida del sol para bañarse con sus rayos. Y otras como bañarse o beber en fuentes sagradas y manantiales, donde creían que los rayos del sol habían quedado atrapados durante todo el invierno.

Los druidas aconsejaban beber el agua de los manantiales antes de la salida del sol y lavarse con el rocío de esa mañana.

A este rocío1 se le atribuían propiedades mágicas y curativas, porque se consideraba la esencia destilada de la Madre Tierra (era el Spiritus Mundi). Por ello se recogía en la mañana del 1 de mayo se almacenaba y se usaba a lo largo de todo el año para elaborar ungüentos y otras medicinas.

Todas estas celebraciones ancestrales conectadas con los ritmos de la naturaleza han perdurado en manifestaciones culturales como las fiestas de los Palos de Mayo, los Mayos, o las Mayas.

Los mayos en Galicia por ejemplo se celebraban con la organización de un concurso de Maios, que son composiciones hechas con flores silvestres, ramas verdes, helechos, frutas y huevos, en forma de cono de gran altura recubierto de vegetación, algunas de cuyas creaciones constituyen auténticas esculturas vegetales.

La versión femenina de estas fiestas ancestrales son las Mayas, en torno a la figura de una moza vestida con ropas blancas y adornada con flores y motivos vegetales. La Maya-niña es la representación del mes de Mayo, en su paso a mujer, así como la primavera refleja la transformación de su florecimiento en fertilidad, celebrando el renacimiento de la vida2.

Esta fiesta se ha celebrado aquí en Cantabria, en la Junta de Voto, hasta finales del siglo XIX, como en otros muchos lugares, hasta que pierden sus formas arcaicas y quedan integradas y redefinidas por el proceso de cristianización, mediante el cual todas estas fiestas consideradas paganas se integraron en el santoral cristiano.

En el continente europeo también se celebran los Mayos, aunque con lógicas variantes regionales. En el centro y norte de Europa se le llama la «noche de Walpurgis», celebrada en la noche del 30 de Abril al 1 de Mayo, y también conocida como la «noche de Brujas», con el mismo origen céltico que los Mayos hispanos.

En Alemania, el escritor Wilhelm Mannhardt cita en su obra Mitos Germánicos, los baños rituales en agua de rocío en el 2 de mayo. Recibe el nombre de Maibaum.

Por toda Italia es también costumbre la de cantar «Il Maggi» que son coplillas de muy diversa índole, la mayoría de ocasiones amorosas con una importante carga sexual, que los jóvenes cantaban para festejar la llegada de la primavera.

En algunas partes de Inglaterra las muchachas solteras salían en procesión portando ramas floridas antes del alba, momento en el que se iniciaban las danzas de Mayo al son de la gaita, para dirigirse posteriormente al bosque sagrado donde se rendía culto al Maypole (Vara de Mayo).

Los ritos antiguos de las fiestas de Beltane se transformaron en las ofrendas florales a la Virgen, en el mes de mayo o mes de María, que de niños celebrábamos en la escuela, llevando flores. Y en otras fiestas vinculadas a ésta como las fiestas en honor a la Cruz, a las cruces, o la propia fiesta de San Isidro, el 15 de mayo, como se celebra en todos los pueblos de Castilla y sobre todo en las zonas rurales, como patrón de los agricultores.

Hoy en día, vivimos en una sociedad muy conectada tecnológicamente pero muy desconectada de los ritmos de la vida vegetal, muy desvinculada de los ciclos de la naturaleza, por lo que éste es un buen momento de abrir los ojos y festejar el momento de mayor belleza de la naturaleza, que está ocurriendo en estos días.

Si damos un paseo por bosques y campos en estos días observaremos cómo los árboles que estaban desnudos comienzan a reverdecer, la savia que sube con fuerza por su corteza inunda ramas y tallos, y decora con tonos verdes las hojas nuevas que pintan el paisaje de infinitas variaciones del verde. Y sobre el verde de hojas y praderas, las infinitas tonalidades amarillas, azules y violetas de todas las flores primaverales: prímulas, violetas, orquídeas, dientes de león, romeros, tréboles, centauras, margaritas, fumarias, rosas…

Es el momento de iniciar nuevos e ilusionantes proyectos

Es el momento de la floración, y por eso también, es el momento de la creatividad. El ciclo primaveral en el que se encuentra Beltane es considerado un tiempo de inspiración y creatividad, un gran momento para desarrollar y potenciar todas aquellas actividades que requieran inspiración y creatividad, por lo que se considera una ocasión propicia para iniciar nuevos proyectos.

Y también es el momento de abrir nuestros pulmones, y respirar el delicioso y dulce aroma de las flores del arbusto que florece en estos momentos, el espino albar, espino blanco o majuelo3.

La floración de este árbol se asocia en el mundo céltico a Beltane. Las pequeñas flores blancas suelen salir por estos días. De hecho, existe en partes de la meseta este en España, la tradición de recoger las ramas floridas de este árbol la noche previa al 1 de mayo.

El espino blanco (Crataegus Oxyacantha) se asocia a la sexta luna del ciclo lunar, entre el 1 y el 25 de mayo, y daba comienzo a la nueva estación. En Irlanda sólo durante este tiempo justo cuando estaba en floración era cuando estaba permitido cortar algunas ramas con las que proteger las casas y los campos de cultivo. Por ejemplo, se esparcían guirnaldas de sus flores por los campos, de la misma manera que se recorrían con antorchas para bendecirlos.

Hada del espino blanco

Notas. Bibliografía y fuentes consultadas:

  1. Si quieres ampliar información sobre el rocío de la primavera, puedes consultar este enlace :

https://azufactorianatural.com/2020/04/12/el-rocio-de-primavera-renacer-y-resucitar/

2. Roscales Sánchez, Mary Eusko Ikaskuntza: Las Mayas-niña de la Junta de Voto: representación simbólica de la pureza como virtud de género (The Mayans–a girl in Junta de Voto: a symbolic representation of purity as a gender virtue) Miramar Jauregia. Miraconcha, 48. 20007 Donostia/San Sebastián BIBLID [1137-439X (2004), 26; 445-457] Zainak. 26, 2004, 445-457 Recep.: 16.06.01. Accede al documento on line 11498149.pdf

3. Puedes volver a escuchar el programa de radio que le dedicamos al ESPINO ALBAR, en nuestro espacio EL JARDÍN DE LA SALUD, de RADIO CAMARGO, en el podcast: https://azufactorianatural.com/2020/07/13/e-p-47-espino-albar/

ABELLA, Ignacio (1996) La magia de los árboles. RBA. Barcelona
FONT I QUER, Pius (1999) Dioscórides renovado. Ed. Península. Barcelona
GRAVES, Robert (1993) La diosa Blanca. Alianza Editorial. Madrid

Palmira Pozuelo: CONFERENCIA-INFLUENCIA DEL RITMO DE LA NATURALEZA EN LA SALUD .Palmira Pozuelo.Escuela de Atención, 22 nov 2018. Disponible on line aquí: https://youtu.be/1k0SWqv2t0Q

Un comentario en “BELTANE, LA CELEBRACIÓN CELTA DE LA EXPLOSIÓN DE LA PRIMAVERA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .