Lo que no tenemos (capítulo uno)

Sin ánimo de asustar, y poco a poco -en pequeñas “diócesis” como decía un amigo- vamos a ir comentando algo de lo que no tenemos entre nuestras pomadas, cremas, leches corporales o bálsamos…

Foto realizada en el Bierzo 

Existen miles de componentes químicos que se incorporan a las cremas. Teniendo en cuenta que las sustancias penetran en nuestro cuerpo a través de la piel y en 15 minutos llegan a la sangre, sería bueno prestar algo de atención a lo que nos “untamos”.

Nuestras cremas NO tienen aceites minerales

Aceites minerales: Su nombre nos puede despistar, y darnos la apariencia de “beneficioso”: nada más lejos de la realidad, ya que derivan del petróleo, a pesar de su textura fina y sedosa, que aparente y momentáneamente nos dan una buena impresión. Aquí viene la mala noticia: son cancerígenos, como casi todos los derivados del petróleo.

Cómo funcionan? Impiden a las células respirar, ya que actúan tapando los poros, extraen la humedad de la piel y la afloran a la superficie, dando una falsa apariencia de “hidratada”, pero al dejar de usar el producto, la piel está más reseca que antes y parece adicta a la sustancia.

Aparecen en la mayoría de las barras llamadas “protectoras” de labios.

En el INCI -o Nomenclatura Internacional de Ingredientes cosméticos- aparecen con las siguientes denominaciones: Mineral oil, paraffinum, petrolatum. También son derivados del petróleo las llamadas silicolas, methylsilanol, y se esconden en nombres como cera microcristalina, ceresin, incluso la vaselina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .